lunes, 7 de marzo de 2011

Empezando con Linux. Instalando Linux en su computadora

Esta es la tercera parte de la serie. Las aclaraciones necesarias, para pruebas pueden usar el Live CD/USB, si usan un sistema con arranque doble (Windows/Linux) no se preocupen, en el tiempo en que estén en la parte de Linux tendrán acceso sin problemas a sus particiones NTFS, Linux incluye los drivers. Si su BIOS no soporta los arranques desde USB, tenemos un post previo que explica como resolverlo. El ejemplo de este post usa Unetbootin, yo prefiero el Universal-USB-Installer que al final funciona mas o menos igual, pero se los cuento para que tengan de donde escoger. También hemos tocado el tema del particionado antes, con algunos detalles adicionales a los que se muestran aquí. El original de este, como siempre, lo pueden encontrar aquí. EL autor es Whitson Gordon. Así que aquí les va, provecho.

Empezando con Linux. Instalando Linux en su computadora
Así pues, se decidió a instalar Linux, y que ha encontrado una distribución que le conviene. Pero, ¿en realidad como se instala? A continuación, le mostraremos cómo crear un Live CD o USB, de arranque en Linux, para instalarlo en su sistema.
Sea que ud haya jugado antes con Live CDs y haya particionado un disco antes o o sea que esta es la primera vez, esta guía te llevará a instalar Linux en un tiempo muy pequeño. No es el proceso más sencillo, pero si estás leyendo esto, es probable que tengas la experiencia suficiente con un ordenador para sacarlo adelante, sólo necesitará un poco de trabajo.
Nota: Si va a instalar Linux en un ordenador con Windows, el proceso no debería ser demasiado difícil (aunque es posible que desee repasar nuestra guía de instalación anterior, mientras está aquí). Si va a instalar en un Mac o Hackintosh, sin embargo, tendrá que realizar algunos pasos adicionales, por lo que definitivamente deberá echarle un vistazo a nuestra guía de arranque triple para Mac y Hackintosh, incluso si no va a instalar un arranque triple.

Grabación de un Live CD o USB Stick.
Hay distintos métodos para instalar Linux en su computadora, pero por lo general, la forma más popular es descargar y grabar un Live CD (que tiene sus propios usos, además de sólo la instalación de Linux). Te mostraré cómo hacer las dos cosas aquí. El método de Live CD es probablemente más fácil, así que use este camino a menos que tengas una netbook, o que de alguna manera no puedas quemar un CD.

El método de Live CD.
Usted deberá obtener su Live CD de la red, así que vaya a la página principal de su distribución (como Ubuntu) y busque la sección de descargas. La mayoría son fáciles de encontrar. Además, muchos sitios también ofrecen descargas BitTorrent de su distribución, que debe bajar un poco más rápido, así que si ves un enlace de "descargas alternativas", revísalo. De lo contrario, probablemente lo pueda descargar directamente desde el sitio.

Usted probablemente tenga varias opciones diferentes de descargas. Por ejemplo, algunas distribuciones tienen versiones optimizadas para netbooks, mientras que otras (como Ubuntu) ofrecerá versiones diferentes basadas en el entorno de escritorio que usen. La mayoría también tendrá versiones de 32 y 64 bits disponibles (si no sabe cuál es el adecuado para usted, hemos escrito una guía práctica que puede ayudarle). Por lo general, no debería ser demasiado difícil de averiguar cuál de ellas desea. En caso de duda, basta con ir a la versión de escritorio de 32 bits (a veces llamado "i386").
Una vez que su imagen .ISO se haya descargado, abre tu programa de grabación favorito y quémala en un CD en blanco. Es bastante fácil de hacer en Windows 7. Una vez quemada, reinicie el equipo. Espere al prompt de "presione cualquier tecla para arrancar desde el CD" , y entonces presione una tecla. Una vez que arranque, el CD le dará la opción de probar Linux o instalarlo. Siga adelante y haga clic en Instalar. Si solo quieres probarlo, entonces elija la opción de probarlo sin instalar, usted tendrá ocasión de hacerse una idea bastante buena de como luce el escritorio. Cuando esté listo para instalar, por lo general puede hacer la instalación desde el escritorio.

El método de Live USB.
El método de Live USB requiere el previamente mencionado Unetbootin para Windows. Todo lo que necesitas hacer es descargarlo, ejecutarlo, y podrá manejar todo desde dentro del mismo programa. Elija su distribución de la lista (recuerde escoger la versión correcta, como se describió anteriormente), seleccione la letra de unidad que corresponde a su unidad de disco USB en la parte inferior, y pulse Aceptar. Si Unetbootin no muestra su distribución, puede descargar una ISO como se describe en el método de Live CD y dirigir Unetbootin hacia ese archivo.
El arranque desde la unidad USB llevará algunas medidas adicionales sobre el método de Live CD. Si bien su equipo esté configurado para probar la unidad de CD en busca de un disco booteable, es probable que no lo esté para probar los puertos USB. Así que, con su nueva unidad Live USB todavía conectada, reinicie el ordenador y vaya a la configuración del BIOS (normalmente pulsando una tecla como "Del" al inicio, la pantalla de su equipo le hará saber la primera vez que encienda el ordenador) . Vaya a la sección de "Boot" (arranque) de la BIOS y busque la sección para cambiar el orden de arranque de su PC. Usted deberá mover la unidad USB hasta la parte superior de la lista. Guarde la configuración y salga del BIOS. Cuando su equipo se reinicie, lo deberá llevar al menú Unetbootin, desde el que podrá arrancar su sesión de Linux en vivo (como se describe en el método de CD en vivo).

El proceso de instalación.
El proceso de instalación será un poco diferente para cada distro, pero la configuración en general debe guiarle por los pasos necesarios con bastante facilidad. Suponiendo que usted está instalando Linux junto con otro sistema operativo como Windows, hay algunas cosas a las que usted deberá prestar atención.

Particionado del disco.
Cuando el instalador le pregunte dónde desea instalar Linux, tendrá que particionar el disco. Hemos maneras de hacer esto unas cuantas veces antes, y por lo general es bastante simple añadir nuevas particiones desde el espacio libre en el disco.
La instalación de Ubuntu debe particionar el disco de forma automática, y a menos que tenga alguna necesidad especial (como si estás en un Mac), debería atravesar la instalación sin problemas. Si no, deberá usar una herramienta de particionado más avanzada, y tendrá que crear ud mismo las particiones. Si este es el caso, usted realmente necesitará crear dos particiones nuevas. Una es para el propio sistema operativo, y le dará formato Ext4. Dele al menos 10 GB de espacio, y establezca el punto de montaje en /. Ahora creará la segunda partición para lo que se llama el espacio de intercambio (SWAP). Esto en esencia le ayudará a su equipo a administrar la memoria con mayor eficacia y lo mantendrá en funcionamiento rápidamente. Si usted tiene una pequeña cantidad de memoria RAM (uno o dos GB), configurará su partición SWAP como dos veces el tamaño de memoria RAM que tiene. Si usted tiene 3 GB o más, es probable que sólo pueda crear una partición SWAP del mismo tamaño que la cantidad de memoria que tiene.

El GRUB y otros gestores de arranque. 
Linux instalará un nuevo gestor de arranque llamado GRUB . Va a reemplazar el gestor de arranque normal y le dará la opción de elegir entre Windows y Linux en el inicio. En general, usted no debería tener que hacer nada aquí, la mayoría de distribuciones instalará GRUB por defecto, y debería funcionar correctamente sin ningún problema. Sólo tenga en cuenta que los usuarios de Mac necesitarán instalar GRUB en la partición de Linux misma, y los usuarios de Windows tendrán que tener cuidado ya que si vuelven a instalar Windows, perderán el GRUB y tendrán que volver a instalarlo usted mismo. Por supuesto, si usted prefiere algo un poco más bonito, puede perder el tiempo con el previamente mencionado Burg, pero le recomiendo hacerlo después de tener su instalación de Linux en marcha y funcionando.

Es todo! Para arrancar en su nueva partición de Linux instalada, sólo tiene que reiniciar el equipo. Cuando lo hagas, te llevará al menú de GRUB, el cual le permitirá elegir si arrancar en Linux o Windows. A partir de ahí, puede jugar con su nueva instalación de Linux. Es probable que venga con bastante pocas aplicaciones instaladas, algunos las reconocerá, otras no, y podrá hurgar en la configuración para ver que está a su disposición. Si tiene suerte, la mayoría de su hardware funcionará. Si no, tendrá algunos problemas con el hardware, y si tiene muy mala suerte, su red Wi-Fi no funcionará out-of-the-box y tendrá que empeñarse sólo para conectarse a la Internet. Por suerte, vamos a estar hablando sobre como conseguir que su todo su hardware funcione mañana, así que vuelva con nosotros, entonces!