miércoles, 20 de abril de 2011

HTG explica: que son los ecualizadores y como funcionan?

Hubo una época en que no existían los EQ por software (bueno, antes no había casi nada por software) fue la época de los amplificadores operacionales y la electrónica analógica, tuve un profesor que decía, al final tienen que venir a morir aquí (era profesor de analógica, Sergio se llama) porque los sentidos no son digitales y tenía razón. La digitalización  puso en un pequeño chip tarjetas enteras de filtros y amplificadores operacionales. Por eso un ecualizador cabe en la consola de su auto, este es de HTG (bueno, hay ya una etiqueta de traducciones de HTG aquí) y explican que son y como funcionan los ecualizadores. El original lo pueden encontrar aquí. Vienen las vacaciones, a ver si son fértiles (cuando menos que haya tiempo). Espero les resulte interesante, provecho!.  

HTG Explica: ¿Qué es un ecualizador y cómo funciona?

Está en su coche, en su sistema de cine en casa, en su teléfono y su reproductor de audio, pero no tiene un manual de instrucciones. Es un ecualizador, y con un poco de conocimiento puede ajustar su audio y volverse a enamorar de el.

Ecualizando ¿Qué?

Los ecualizadores son filtros por software o por hardware que ajustan el volumen de frecuencias específicas. Al igual que con toda la ingeniería de sonido, la base está en el oído humano. Algunas frecuencias son más fuertes que otras para nuestros oídos, a pesar de tener la misma o incluso más energía en ellas. El rango (nuestro) de frecuencias audibles está entre 20 Hz y 20.000 Hz, y cuanto más nos acercamos o excedemos estos límites, los sonidos serán mas suaves. Agravado por el hecho de que nuestros coches, habitaciones, y altavoces tienen diferentes formas, tamaños y configuraciones, la misma nota del mismo instrumento puede sonar completamente diferente, incluso una canción entera!. Es por eso que los anfiteatros antiguos fueron diseñados tomando en cuenta proyecciones acústicas, de manera que las voces se escucharan sin problemas.


Los ecualizadores fueron desarrollados originalmente para lugares físicos tales como salas de cine y áreas al aire libre, lugares que no están diseñados tomando en cuenta la acústica, para "igualar" todas las frecuencias de sonido. Por ejemplo, algunos lugares va a responder mejor a las frecuencias graves, por lo que el EQ puede ser atenuado en ese sentido para evitar la retroalimentación y amplificar ligeramente las frecuencias en el extremo superior para equilibrar las cosas. En general, igualamos el espacio físico, para ajustarse a la combinación particular de sala y equipo.
Aunque todavía se utiliza de esta manera para shows en vivo, los oyentes a diario puede utilizar ecualizadores no sólo para modifica las deficiencias en su acústica, sino por razones más estéticas. En su auto, por ejemplo, realmente no se puede cambiar la forma en que el sonido viaja mucho más allá del balance entre los altavoces y el desvanecimiento (fading). No puede mover los altavoces a una mejor ubicación o cambiar el diseño de sus asientos. En este caso, un ecualizador se puede utilizarse para reducir o fortalecer, o "cortar" y "reforzar" rangos de frecuencias específicas.



¿Cómo es que se ecualiza todo?
Los ecualizadores trabajar en rangos, o "bandas". Lo más probable es que su coche tenga un mínimo de dos bandas de ecualización, lo que significa que puede reducir y aumentar los rangos de altas y bajas frecuencias. Estos también se conocen como "agudos" y "bajos", respectivamente. Los sistemas de sonido más avanzados pueden tener tres, cinco, o incluso hasta doce bandas. Los sistemas de sonido profesionales utilizan entre veinte y treinta bandas. Mientras mas bandas tenga, más divisiones tendrá en el rango audible del oído humano. Debido a esto, cada banda controla una pequeña gama de frecuencias, lo que permite un mayor control sobre el sonido.
Se utilizan filtros de audio para aislar las bandas, por lo general en forma de campana alrededor de una banda central. En un sistema por hardware estos filtros pueden ser bastante complicados, pero bastante fácil de ver gracias a los ecualizadores gráficos. Puede ajustar las perillas visualmente muy fácilmente para conseguir lo que sea que le guste. Los ecualizadores por software, como los del reproductor de audio de su elección, en esencia imitan esta configuración.

Presets y configuraciones personalizadas.
He sido un orgulloso usuario de Winamp desde hace más de doce años y una de las razones más importantes es su ecualizador.
Todos los reguladores se centran en una determinada frecuencia, en Hz. El primero desde la izquierda es de 70 Hz, y el superior a la extrema derecha es de 16.000 Hz.También hay un preamplificador en el lado izquierdo, que le permite incrementar la ganancia total, en caso de que usted esté cortando más que reforzando y quiera compensar la pérdida de volumen. Winamp también tiene un ridículo plugins de 250 bandas de ecualización.

Incluso le permite establecer diferentes curvas de ecualización para su canal izquierdo y derecho. Es cierto, es un poco excesivo, pero proporciona un gran ejemplo de cómo las cosas pueden ser personalizables.
A menudo, los ecualizadores por software vienen con configuraciones predefinidas para diferentes géneros de música. Aunque los puristas del audio dicen frecuentemente que no se deben establecer ecualizaciones por géneros, el hecho es que puede hacer una gran diferencia para los oyentes normales. Mucha música - especialmente la música pop - puede llegar a ser bastante homogénea. Tomemos el ejemplo del tecno "genérico", que generalmente tiene ritmos y melodías de bombeo de altas frecuencias. Si tiene altavoces que convierten esto en un sonido "plano", entonces, una ecualización "tecno" le ayudará a reforzar las bandas de baja y alta. Aquí hay una foto del preset "tecno" en winamp:

Aquí hay una foto de un preset para "rock":

Se puede ver que los dos tienen formas similares, pero tenga en cuenta que el descenso en las bandas de 320 Hz y 600 Hz es menor en el preset para "rock", y el refuerzo en la banda de 3 kHz es mayor. Con la mayoría de los rangos de frecuencias en cualquier canción en particular, esto puede marcar una diferencia notable, o puede que no. Tienes que ajustar el preset para la música que escuchas. La música clásica tiene tonos medios ricos y los de gama alta a veces son poderosos, mientras que las pistas vocales se centran generalmente en medios y agudos, y menos en el extremo inferior. Y muchas canciones en estos dos géneros no siguen este patrón, por lo que tendrá que hacer los ajustes en consecuencia.
Los presets pueden trabajar para ayudar a que las cosas suenen un poco mejor, pero no es más de una solución genérica. Crear configuraciones personalizadas y ajustes preestablecidos y ser capaz de cambiar entre de ellos es ideal, por lo que podrás hacerlos coincidir con las canciones, artistas o álbumes. Lo mejor que puedes hacer es cerrar los ojos y escuchar. Como siempre, has lo que suene mejor a sus oídos.

Los ecualizadores, o EQ, son bastante ubicuos, un hecho que es testimonio del impacto que tienen. Claro, usted puede cargar presets, pero no siempre funcionaran perfectamente. Saber cómo funcionan le permitirá hacer sus propias curvas y poder cambiar el modo de escuchar su música por completo.