lunes, 22 de agosto de 2011

"Un tipo de PC" como Windows 8 invadirá las tablets (y porqué puede que funcione)

Hace varios meses trajimos un material del tipo "predictivo" que hacia un análisis mas o menos rápido sobre el tipo de características que podríamos esperar en la próxima edición del sistema operativo de Redmond. Una de las características mas notables era la optimización para tablets (con un 90% de posibilidades de llegar a buen fin, según el autor). Pues bien, lo de las tablets ya no es un asunto opcional (y no creo que se quede en el 90%), es una guerra (otra, el mundo de la tecnología se ha vuelto un todos contra todos que ya da asco) y es de vida o muerte. MS se está jugando su futuro en esta movida y ya varios grandes van cayendo en lo que va de año (vean el asunto de HP). El artículo que traemos hoy analiza las posibilidades del gigante de Redmond ante quien ostenta el cetro de las tablets hasta hoy (sip, Apple) y su aclamado iPad. Como verán la filosofía de los de Cupertino tiene un par de detalles que pueden hacer peligrar su dominio si alguien consigue suplir sus omisiones en dispositivo nuevo. Será Windows 8 quien aproveche la brecha dejada por Apple para destronarlos?. Solo el tiempo lo dirá, mientras tanto pueden leer el analisis. El original es de arsTechnica, hoy es lunes; aunque no se redes :( Nos vemos adelante en la semana. Provecho! 


"Un tipo de PC" como Windows 8 invadirá las tablets (y porqué puede que funcione)
Por primera vez en quince años o más, Redmond enfrenta un verdadero desafío a su monopolio de escritorio de Windows. La amenaza no proviene de Linux o de Mac OS X o de cualquier otro sistema operativo. Esta viene de un concepto de computación totalmente nuevo: el "Post-PC" La preocupación es que las advenedizas tablets amenazan con llevar a las PCs fuera de la casa, acabando con el sistema Windows de paso.
No se trata sólo de que Microsoft esté frente a una revolución tumultuosa, por supuesto la PC como plataforma, como concepto, está igualmente bajo ataque. Pero el gran perdedor de este nuevo orden mundial seguramente será Microsoft. Los fabricantes de hardware puede simplemente cambiarse al nuevo hardware, pero Microsoft necesita ese hardware para ejecutar su software, y la compañía ha sido siempre incapaz de romper el mercado de las tablets.

De hecho Microsoft no es nuevo en el mercado de las tablets, la compañía ha estado en el mercado de las tablets más que casi cualquier otra persona. Pero el éxito en este mercado ha sido difícil de conseguir. La esperanza de Microsoft, la gran esperanza de la PC, es Windows 8. Con Windows 8, Microsoft tiene que construir no sólo un Windows que los usuarios de PC deseen utilizar; además necesita construir un Windows que pueda tener éxito en el mundo post-PC.

¡Perseverancia!
De una forma u otra, Windows se ha ejecutado en tablets durante la mayoría de su existencia. "Windows for Pen Computing" fue una extensión de Windows 3.x que añadía soporte para plumas electrónicas, un teclado en pantalla, y reconocimiento de escritura a mano y apareció en una fecha tan temprana como 1991. Su continuación, "Windows for Pen 2.0", fue incluido con Windows 95. Ninguno alcanzó mucho éxito fuera de los estrechos mercados verticales, donde la capacidad de escribir en el dispositivo o usarlo de pie eran particularmente importantes.


La Compaq Concerto fue una anticipada tablet PC, ejecutando Windows para ordenadores Pen. Soportaba un teclado desmontable y un lápiz de moda.
Sin embargo, Microsoft perseveró. Windows XP Tablet PC Edition apareció en noviembre de 2002, y fue actualizado en agosto de 2004 a Windows XP Tablet PC Edition 2005. A pesar de estas ediciones se ufanaban de un mejor reconocimiento de escritura a mano, y aunque Microsoft incluyó su bien recibida aplicación OneNote para tablets en 2003, el impacto en el mercado fue ligero.

Una Tablet PC de HP con Windows XP Tablet PC Edition. También tiene un lápiz óptico.
El mismo patrón siguieron con Windows Vista, y luego con Windows 7. Las características Tablets ya no son incluidas por separado, sino que vienen como parte del sistema operativo estándar. Pero eso no quiere decir que sean utilizadas.


Enfoques contrapuestos
Desde hace dos décadas, Microsoft ha tenido una ideología sobre tablets consistente: Las tablets son PCs. Ejecutan sistemas operativos de PC, ejecuta software para PCs, y tienen toda la flexibilidad que tendrá la PC. Este punto ha sido explícitamente definido el mes pasado, cuando Andy Lees, el presidente de la División de Windows Phone, dijo:

Consideramos una tablet como una especie de PC. Queremos que la gente pueda hacer el tipo de cosas que esperan hacer en una PC, en una tablet, cosas como ser capaces de conectarse a las redes, utilizar las herramientas de redes, y acceder a unidades USB y mapearlos [sic] en su tablet. Que sean capaces de hacer cosas como imprimir, todas las cosas que hacen en Office, utilizar todas las cosas que usted esperaría de una PC y proporcionarles un híbrido acerca de cómo puede hacer eso con la tablet, también.

El IPad de Apple llega al asunto de las tablets desde la otra dirección. Para el iPad, Apple tomó su exitoso sistema operativo de smartphones y lo escaló para pantallas más grandes. Todas las limitaciones del sistema operativo del smartphone fueron retenidas en el dispositivo más grande. ¿El resultado? El iPad no es una PC. No se puede ejecutar software regular en él - ni siquiera se puede ejecutar software que no haya sido explícitamente bendecido por Apple. No hay sistema de archivos visible para el usuario. Hay poco margen para conectar periféricos. La multitarea es restringida. Incluso la interfaz de usuario es muy limitada, con su concepto de pantalla completa monotarea.
Sin embargo, el iPad ha sido un gran éxito. Es delgado, ligero, aguanta muchas horas entre cargas, y es fácil de usar. También está diseñado entorno a una interfaz táctil, tan buena como lo son un ratón y un teclado (y para entrada de texto seria o software complejo, realmente funcionan muy bien), son también muy limitantes, ya que son difíciles de usar cuando no estás sentado con el dispositivo en el regazo o en un escritorio. El que sea táctil hace útil el iPad de pie, acostado, o tirado en el sofá. Es el iPad un dispositivo limitado? Seguro. Pero las limitaciones no son realmente importantes para las cosas para las que la gente usa el iPads, millones de personas han encontrado que las cosas buenas del iPad compensan con creces sus defectos.

Bienvenidos a la era post-PC
Tanto éxito ha tenido el iPad y tan poco las tablets de Windows que las fallas y limitaciones del iPad han sido exaltadas como virtudes. Steve Jobs, al anunciar el iPad 2, describe el nuevo mundo "post-PC":

Se trata de dispositivos post PC que necesitan ser aún más fáciles de usar que una PC. Que deben ser aún más intuitivos que una PC. Y donde el software y el hardware y las aplicaciones necesitan entrelazarse de una manera aún más transparente de lo que lo hacen en una PC.

Las limitaciones que impone iOS a los usuarios y desarrolladores por igual se supone que son esenciales para la creación de una tablet efectiva, el software restringido, la conectividad limitada, las restricciones del una interfaz de usuario rígida, todas son requeridas para vender tablets. Este es el mundo post-PC: Sistemas sellados que sacrifican flexibilidad y conectividad en aras de la simplicidad de las aplicaciones, interfaces casuales, y la conveniencia.

El iPad es el rey de este mundo, y aunque las ventas de PC siguen dominando, son planas, mientras que las ventas de tablets están creciendo rápidamente, tan rápido que el fenómeno post-PC es ampliamente visto como una amenaza tanto para Microsoft y como para la PC en su conjunto. Microsoft puede sobrevivir a dificultades a corto plazo en el mercado de los teléfonos inteligentes, dado que los teléfonos inteligentes en realidad no son sustitutos de la PC. El hecho de no conseguir dominar el mercado de las tablets, por otro lado, podría ser desastroso, un punto que la compañía ha señalado en sus más recientes reportes anuales.

Evitar los caminos trillados
La decisión de llamar o no, "PC" una tableta va más allá de meras marcas. Influye en todo el enfoque que toma Microsoft. Define el diseño de interfaz de usuario, el modelo de ventas, los requisitos de hardware, las opciones disponibles para integradores de sistemas. Redmond ha considerado la ampliación de su plataforma de smartphone de la manera en que Apple y Google han hecho, pero como Lees lo expresó:

Ahora, muchas personas me han preguntado, ¿vamos a producir un teléfono que es una tablet? Ya sabes, vamos a usar Windows Phone 7 para producir tabletas? Bueno, eso está en conflicto con esta estrategia.

Esto tiene algún sentido. El tamaño de la tablet, que tiene una influencia considerable sobre la complejidad de la interfaz, es claramente más parecido a una PC de lo que lo es a un teléfono inteligente. El modelo de uso de la tablet también es mas cercano al de una PC que al de un teléfono. El uso de teléfonos inteligentes es breve y centrado: el envío de un texto para decir que vas a llegar tarde, revisar el mapa para ver que tan perdido estás, encontrar un restaurante. Incluso los juegos de teléfonos inteligentes tienden a tener un montón de niveles cortos para que pueda echar mano de ellos durante un momento de ocio, y a continuación, salga sin perder el progreso.

Las tablets, debido a su tamaño, nunca van a ser la primera opción para ese tipo de gratificación instantánea. Sin embargo, la tablet sigue siendo adecuada para casos de uso las largos: sentarse a leer un libro o ver una película. Escribir una carta. Navegación recreativa -- mas que informativa. Este tipo de uso es mucho mas similar al de una PC que al de un teléfono, y una interfaz diseñada en torno a un teléfono inteligente -- entrar hacer algo rápido y salir -- puede no ser la mejor opción para una tablet.
Sin embargo, este modelo tablet-como-PC no ha funcionado bien a pesar de 20 años de intentos. La decisión de Microsoft de apegarse a ella podría parecer un error, ¿por qué este enfoque de trabajo iba a funcionar ahora cuando no lo hizo antes?, las señales indican que podría tener más éxito esta vez.

Las PCs no son el problema
Windows no sufre en las tablets, porque sea un "sistema operativo para PC." Incluso si Windows tuviera las mismas restricciones que iOS -- todo el software tiene que ser autorizado por Microsoft, multitarea limitada, todos los programas ejecutándose a pantalla completa, sin acceso al sistema de archivos -- aún hubiera encajado mal. Las aspiraciones de tablets de Windows siempre han sido injertadas, y el hardware ha sido, bueno, errado.

Se trate de Windows para Pen, Windows XP Tablet PC, o el actual de Windows 7, la accesibilidad para tablets ha sido tratada como un extra opcional que puede adicionar al resto del sistema operativo. Como resultado de ello, nunca ha funcionado muy bien. Sí, Windows es compatible con el reconocimiento de escritura y un teclado en pantalla, pero estos no están bien integrados en las aplicaciones. Windows está lleno de iconos, menús y barras de herramientas que son demasiado pequeñas para "pincharlas" fácilmente con un dedo porque han sido diseñados para ratones "píxel-perfect" y teclados físicos. Incluso acciones simples como alternar la visibilidad del teclado en pantalla toma cerca de un segundo, ya que cada aplicación abierta tiene que cambiar el tamaño de sus ventanas para hacer espacio para el teclado, un retraso inaceptable para una tarea común. Los teléfono con iOS y Windows Phone 7 logran esta hazaña al instante.

Windows ha demostrado a lo largo de su vida, que hay un abismo entre un sistema operativo compatible con lápiz y una entrada táctil, que es algo que Windows hace, y un sistema operativo que soporta realmente las tablets, que es algo que Windows no hace. La compatibilidad con Tablets no es asunto de soportar el hardware, sino de soportar un estilo particular de interacción humana. Los usuarios de Tablets nunca deberían tener que luchar con la interfaz para realizar operaciones básicas como hacer clic en botones, pero eso es lo que Windows, y la mayoría de las aplicaciones para Windows, hacen hoy en día.

Windows 8 va a funcionar bien con los dedos. No es necesario lápiz!
Microsoft
Windows 8 será el primer sistema operativo genuino para Tablets de Windows. La interfaz de usuario, que ya fue mostrada, hace algo que ninguna versión actual de Windows ha conseguido: ofrece a los usuarios una interfaz táctil que en realidad es favorable a la forma en que utilizan sus tablets. Sólo hemos visto un atisbo de como lucirá la interfaz, pero ese atisbo muestra que Microsoft espera poder hacerlo todo con blancos fáciles de golpear, una integración gestual sin fisuras, y un teclado simplificado en pantalla.

Sin embargo, el sistema operativo conservará sus raíces en la PC.

Inspirado por, no replicando servilmente, el teléfono inteligente.
La nueva interfaz toma conceptos de los teléfonos inteligentes. La apariencia se basa principalmente en el aspecto "Metro" estrenado en Windows Phone. Sin embargo, estos conceptos no han sido simple e ingenuamente duplicados, sino que han sido refinados para encajar mejor con la forma en que se utilizan las tablets. La gestión de ventanas es más incómoda sin ratón, por lo que la interfaz táctil utiliza aplicaciones de pantalla completa, al la manera de Windows Phone o iOS. Sin embargo, incluye un concepto de pantalla dividida para realizar múltiples tareas que no se encuentra en el teléfono. Después de todo, las tabletas son generalmente más potentes que los teléfonos inteligentes y sin duda tienen pantallas más grandes, y de mayor resolución. Del otro lado la multitarea permite a los usuarios explotar estas ventajas del hardware.

Del mismo modo, la conmutación de tareas es sencilla, solo tiene que arrastrar las aplicaciones desde el extremo de la pantalla, en lugar de replicar la conmutación de tareas indirecta de Windows Phone y el IOS. La conmutación en Windows Phone e IOS tiene sentido en aquellas plataformas en que las tareas de fondo en general, se congelarán. Windows 8 soporta adecuadamente la multitarea y tiene una interfaz que permite y estimula una rápida conmutación entre aplicaciones abiertas.
El éxito en alcanzar la simplicidad del iPad dependerá también de que Microsoft sea capaz de proporcionar un equivalente viable a la App Store. Es casi seguro que un mercado de aplicaciones de Windows será una parte de Windows 8, pero tiene que llenarse con aplicaciones de alta calidad para ser influyente. El iOS App Store permite acceder fácilmente a una gran cantidad de, en su mayor parte, pequeñas aplicaciones sencillas, baratas. Estas no son, en general, lo suficientemente versátiles y ricas en características como para servir como un equivalente real o de reemplazo para las aplicaciones de PC. Sin embargo, para juegos casuales, ponerse al día con las transmisiones de televisión, o leer las noticias -- y estos son los tipos de aplicaciones que dominan las listas de éxitos del iPad - App Store es incomparable.

El hardware importa
Pero Windows no puede hacerlo solo. En el pasado el hardware de las tablets, ha sido una decepción. Las tabletas-PC tradicionales han sido casi tan grandes como los ordenadores portátiles, tan pesadas como ordenadores portátiles, con una batería de tan corta duración como los ordenadores portátiles, y muy a menudo, con precios más altos que las computadoras portátiles. Este fue el caso, independientemente de si eran PCs convertibles o dispositivos genuinamente dedicados al tacto.
La marcha del progreso ha permitido que llegue al mercado hardware mas delgado, mas ligero y de mayor duración. El año pasado, HP Slate 500 era una PC x86 de 1.5 libras con una supuesta duración de la batería de 5 horas, dando una idea de la clase de cosas que ahora son posibles. La Slate 500 fue un verdadero hardware para tablets que necesitaba un sistema operativo para tablets.

Por supuesto, x86 no es la única arquitectura de procesadores. La decisión de Microsoft de soportar la ejecución de Windows 8 en procesadores ARM es claramente una decisión tomada por lo menos con un ojo puesto en el mercado de las tablets. Para todas las ganancias de eficiencia que Intel ha hecho con sus procesadores, si quieres un rendimiento decente, mientras absorbes toda la energía, los procesadores de ARM en la actualidad son la única opción realista. Combine los procesadores de ARM con el control estricto de hardware que Microsoft dice que va a ejercer, y dispositivos iguales parte a parte al iPad en términos de comodidad, portabilidad, y una perfecta integración entre el software y el hardware son perfectamente posibles.
Esas cosas que Steve Jobs describe como esenciales para la era "post-PC" se encuentran dentro del alcance de Windows 8.

Windows 8: sigue siendo una PC
Sin embargo, con las tablets de Windows llegando al mercado un par de años o mas después del lanzamiento del iPad, "tan bueno como" no es lo suficientemente bueno. Sin duda, no se justifica esperar tanto tiempo para lanzar un sistema operativo adecuado sólo para que la tablet pueda "ser una PC" cuando una tablet basada en Windows Phone "no-PC" podría ser "tan bueno" y haberse lanzado ahora mismo. El "Tablet PC" tiene que ser mejor que el "post-PC tablet."

Microsoft parece haber asumido un detalle clave: la PC puede traer cosas útiles para los usuarios de Tablet, que estarán mejor con un tablet basada en PCs que con una de la era "post-PC". Eso se ajusta al supuesto de que este valor se puede proporcionar sin comprometer las virtudes de cualquiera de las dos, post-PC o PC.
La mayor fortaleza de la PC es su enorme legado de software. Llevar esa fuerza al mercado de Tablet PC sería un gran logro para Microsoft. Y, sin embargo, si fuera fácil, la empresa ya sería el ganador por mucho en ese mercado. Desde hace 20 años, la compañía ha tratado de lograr la cuadratura del círculo - exponiendo la gran cantidad de software de PC para los usuarios de tablets -- y se ha topado con el fracaso constante. La mayoría de los desarrolladores de software (incluyendo la propia Microsoft, nótese cómo Office no tiene una amistosa interfaz de usuario táctil) han ignorado por completo las tablets y los pocos que producen software para estas, tendían a producir aplicaciones especializadas para los mercados fuera del negocio.

Eso está cambiando. La industria del software se está dando cuenta de que las tablets son un mercado que vale la pena y finalmente están mostrando cierto interés en producir software adaptado a las limitaciones de las interfaces táctiles. Esto comienza a abrir nuevas posibilidades. Considere la poderosa suite de productividad para escritorios. Apple ofrece versiones de su aplicación iWork de productividad para el iPad - son algunas de las pocas aplicaciones que no son juegos ni multimedia bien vendidas de la plataforma, pero son pálidas imitaciones de las aplicaciones de escritorio real, mucho menos que el Office de Windows. Debido a que son aplicaciones diferentes, tienen problemas como que los documentos no se muestran correctamente o el formato resulta alterado. Microsoft, por el contrario, podría ofrecer una interfaz táctil adecuada para Office, con el mismo trabajo detrás de escena en el esquema de páginas, el control de cambios, manejo de fórmulas, macros, y mucho más. La interfaz de usuario táctil probablemente todavía necesita una simplificación, pero no va a alterar nada, no se va a ver tan mal, y usted nunca va a desgraciar un documento al hacer una edición rápida en su tablet.

El poder de la PC -- cuando lo necesite
Y entonces, ¿qué pasa si usted necesita algo más? El iPad le permite conectar un teclado Bluetooth para obtener una entrada de texto más eficientes. Pero eso es todo lo que hace. Tendrá que acarrear un teclado, y todavía estará atascado con el software de siempre. Una PC tiene la opción de darse cuenta de que ha conectado dispositivos precisos de entrada y adaptar el software en consecuencia. Por lo tanto rompa con el ratón y el teclado Bluetooth y tendrá acceso a la experiencia completa de Office, sin necesidad de utilizar la nube o la sincronización con cables, sin necesidad de interrumpir lo que está haciendo. Simplemente disfrute de la interfaz más adecuada para el hardware que tiene disponible.

Esto no quiere decir que Windows 8 ofrecerá necesariamente este tipo de capacidad, pero es el tipo de cosa que se puede hacer cuando usted tiene una PC disponible. Permite opciones que no existen en el iPad o Android. Incluso sin este tipo de instalaciones de doble interfaz de usuario, siempre hay la opción de volver a ejecutar las viejas aplicaciones para PCs. Eso sigue siendo valioso, pero un enfoque adaptativo e inteligente es probablemente mejor.
En todo el asunto de la era post-PC también Apple reconoce esto. No en vano, Mac OS X Lion incluye una serie de conceptos de interfaz que se originaron en iOS. El objetivo es casarse con la flexibilidad y potencia de los Mac (que es, después de todo, otro tipo de PC) a la simplicidad y la conveniencia de la tablet. Las decisiones de Apple no han sido universalmente populares, y hay un montón de refinamiento por hacer, pero la intención está ahí. Si estuviéramos realmente en un mundo post-PC, esta medida no tendría sentido. Solo meta IOS en un MacBook Air y llámelo un día. Lion es una admisión de que para muchos de nosotros, el post-PC sigue siendo un paso atrás inaceptable.

El soporte de hardware tampoco debe ser ignorado. Las tareas de impresión, por ejemplo, sigue siendo importantes para muchas personas. También lo es la posibilidad de conectar dispositivos USB como lectores de tarjetas, cámaras digitales y discos duros. Como nuestro Ben Kuchera encontró en la revisión de la tablet Thrive de Toshiba, esto puede ser mucho más conveniente, familiar, y fácil de usar que el enfoque de Apple "no sistema de ficheros, no USB".
Así que cuando Windows 8 sea finalmente liberado, la propuesta de valor podría ser: ud puede obtener un iPad, que es ideal para navegar por la Web, aplicaciones ligeras de correo, ver películas y jugar Angry Birds. O usted puede conseguir una tablet Windows 8 que puede hacer todo eso, pero que también puede utilizar para escribir su currículum, o procesar los números que le enviaron para su gran presentación de mañana, o jugar juegos Flash en Kongregate. Si se hace bien, eso es irresistible. ¿Por qué usted se iría con el equipo menor?

¿Hay un mercado?
La PC sin duda puede ofrecer más. ¿La gente lo quiere? Hay alguna evidencia, anecdótica, ciertamente - que la gente quiere más de lo que sus tablets con iOS o Android puede ofrecer actualmente. Parece que muchas personas están comprando tablets de Android y luego las devuelven, con números que van desde un plausible, pero alto 15 por ciento a un alarmante y dudoso 40 por ciento. Los fabricantes continúan disputando las cifras, y sin embargo, siguen llegando noticias desde las tiendas minoristas de que las tablets que no sean de Apple están experimentando un gran número de devoluciones.

Un minorista también ofrece una explicación para esto: las pastillas están siendo esencialmente sobrevendidas. La gente las está comprando con la expectativa de que puedan sustituir un portátil, pero no pueden.
Esta explicación tiene un atractivo intuitivo. Especialmente en el lanzamiento, las tablets como la Xoom de Motorola tienen precios que son comparables a las portátiles de gama baja. Tampoco son dispositivos de bolsillo. Si está gastando tanto como gastaría en un ordenador portátil en algo que tiene las mismas limitaciones de portabilidad que un ordenador portátil, no es tan sorprendente que es posible que desee un funcionalidad similar a la de un ordenador portátil.

También es probable una cierta demanda de los compradores de portátiles, de algún tipo de interfaz de usuario "casual" de la tienda de aplicaciones, al menos a veces. Una interfaz tradicional, un teclado y un TrackPoint / touchpad tiene más sentido cuando estoy trabajando, pero, cuando estoy hojeando casualmente Wikipedia e IMDB para ver si la persona en la película que estoy viendo realmente era la misma de ese programa de televisión el modelo de tablet funciona bien.
Redmond seguramente puede encontrar un público para las tablets que hacen más que los dispositivos "post-PC". El tamaño de este mercado es menos obvio, sin embargo. No a todo el mundo le interesa las características de la PC - si nunca edita documentos en su tablet, la capacidad de utilizar mejor software para edición de documentos, es irrelevante. Con lo que Microsoft parece estar contando es con que la mayoría de la gente va a querer por lo menos alguna de las funcionalidades de las "PC".

No romper la inmersión
Tal vez el mayor riesgo para las ambiciones de la tablet Windows 8 es que el usuario "puro" de tablet tendrá algo más que una experiencia pura de tablet. A medida que se han mostrado los demos de Windows 8, el tradicional escritorio sigue siendo una parte de Windows 8: sólo pase el dedo y ahí está. Para realmente hacer frente a la iPad, debe ser posible utilizar una tablet Windows 8 sin siquiera ver esto.

Sería fácil para Microsoft hacerlo mal hecho y decir: "Oh, si desea configurar su Wi-Fi/desinstalar un programa / o cambiar la contraseña, sólo tiene que utilizar el escritorio antiguo". Tal medida sería fatal. Windows se ha vuelto tristemente célebre por permitir que ciertos antiguos pedazos de la interfaz de usuario permanezcan más tiempo de lo que debieran. El más conocido de ellos fue el diálogo de "Agregar fuentes", que siguió siendo una característica de todas las versiones de Windows NT, desde el 3,1 hasta Windows Vista. Nunca se ha actualizado, ya que Microsoft pensó que nunca valió la pena la actualización, que el costo de las pruebas no eran suficientes para justificar un cambio puramente estético. Windows 7 por fin resolvió el problema mediante la eliminación de todo el cuadro de diálogo.
Hasta ahora, Microsoft sólo pudo salirse con la suya acerca de este enfoque. Las partes viejas hacen al sistema operativo más feo e inconsistente de lo necesario, pero cuando menos hacían el trabajo. No van a funcionar en un sistema operativo Tablet porque el resultado no será amistoso con la interfaz.

Aún quedan preguntas sobre que tan completamente adaptado estará Windows 8 para los usuarios "touch". Hay partes importantes de Windows - el Panel de control, por ejemplo - que necesitan del ratón. Las filtraciones de Windows 8 demuestran que por fin algunas partes del panel de control se están haciendo "touch-friendly", pero hasta dónde llegará esto se desconoce. Actualizarlo todo para que trabaje bien con el tacto será una tarea enorme, así que es probable que deban encontrar un equilibrio necesario, pero tiene que ser considerado cuidadosamente.
Microsoft ha llamado al nuevo estilo de los programas de Windows aplicaciones "inmersivas". El nombre en sí mismo es alentador, ya que trae a la mente la idea de la inmersión en la ficción y los juegos de ordenador, de construir un ambiente que es creíble, en el que usted no puede ver los "bordes". Más importante aún, también trae a la mente el problema de la ruptura de la inmersión, de hacer añicos el mundo que ha sido construido y permitirle a la realidad - o a la iterfaz nativa de Windows - molestar. La interfaz heredada no es mala per se, y desde luego funciona mejor para una amplia gama de programas, pero nada en Windows 8 debería romper la interfaz de inmersión a menos que el usuario opte por hacerlo.

Una forma de asegurar la disciplina apropiada sería que la compañía produjera una versión de Windows 8 que simplemente careciera del escritorio antiguo. (Un buen candidato para esta versión es la misma versión que está ejecutándose en el hardware bien controlado.) Esto tendría la doble ventaja de que le permitiría a Microsoft ofrecer una licencia barata de Windows 8 para estas tablets "puras" con precios reducidos, sin poner en peligro los ingresos de licencias de Windows para PC, aunque esta versión podría contradecir el mantra de "la tablet es una PC".

Las preocupaciones van en sentido contrario, también, no todo el mundo quiere una interfaz de tablets en sus PC. Los departamentos de TI, en particular, pueden no estar dispuestos a dar a los usuarios algo tan nuevo y desconocido. La capacidad de deshabilitar el interfaz táctil, mediante directivas de grupo, por ejemplo, parece esencial.
Dar Windows 8 las herramientas necesarias para tomar los dispositivos post-PC no será fácil. Por lo poco que se ha mostrado hasta ahora, parece que Windows 8 subsanará 20 años de errores en los sistemas operativos para tablet-PC de Microsoft. Pero que tiene que hacer más que esto para dominar los dispositivos post-PC.

Si Microsoft tiene razón en creer que la gente en realidad no quieren limitaciones, y que han sido forzados a esos compromisos porque el iPad es el único dispositivo dándoles la facilidad de uso que están buscando, Windows 8 será triunfante. Dada la elección entre las tablets que ofrecen toda la potencia de la PC y las tablets que no, las primeras podrían ganar. Pero eso todavía es un gran "si?".