miércoles, 2 de noviembre de 2011

El administrador de tareas de Windows 8 [vídeo]


Bien, este que sigue es continuación de la "serie" de traducciones extraídas del blog "Building Windows 8" del que hemos traído varias entradas ya. En este caso verán detalles del nuevo Administrador de tareas de Windows 8 y de las posibilidades que los de Redmond han adicionado a la herramienta. Creo que hay varias buenas nuevas (para los que usamos bastante el Process Explorer de Sysinternals Suite), es cosa de esperar a ver que sucede el siguiente año. Listo, el original lo pueden encontrar aquí y la traducción es de Jorge. La semana va de bajada, así que nos vemos en la siguiente (entrada, no semana). Provecho!


El administrador de tareas de Windows 8
Como hemos mencionado en el anuncio de Windows 8, cada 15 años o algo así optamos por actualizar el Administrador de tareas. Por supuesto que esto es una manera de decir en broma que hemos incrementado la utilidad casi en cada nueva edición de Windows. Para Windows 8, tomamos una nueva perspectiva de la herramienta y trabajamos sobre algunos escenarios nuevos y una nueva forma de configurar la herramienta para "los dos extremos del espectro" en términos de usuarios finales y usuarios que requieren un control muy preciso sobre lo que está pasando con su PC. Ryan Haveson, el administrador del programa de grupos de nuestro equipo "en control de su PC", es el autor de este mensaje. Nota: Este post es sobre el Administrador de tareas, no sobre el cierre de aplicaciones al estilo Metro :-) 
--Stevens


Estamos muy emocionados de compartir algunas de las mejoras que estamos haciendo para el Administrador de tareas de Windows 8. El Administrador de Tareas es una de las aplicaciones más utilizadas, y que tiene una larga historia. Apareció en las primeras versiones de Windows como una utilidad sencilla para cerrar y cambiar entre programas, y se le han ido incorporando funcionalidades a medida que van publicándose nuevas versiones hasta llegar a lo que es hoy.


Figura 1: Lista de tareas de Windows 3.0


Figura 2: Administrador de Tareas de Windows NT 4.0 (ahora con el botón "nueva tarea")


Figura 3: El Administrador de tareas XP (con las nuevas pestañas de "funciones de red" y "usuarios")


Figura 4: Administrador de Tareas de Windows 7

Debido a que el Administrador de Tareas es tan utilizado, sabemos que cualquier cambio que realicemos será notado, por lo tanto estamos exitados a la vez de cautelosos por el esfuerzo. Al principio nos encontramos con algunos problemas sobre los que deseábamos trbajar:
  • Construir una herramienta que esté bien diseñada, bien analizada y que sea moderna. Después de  todo, incluso una herramienta técnica puede beneficiarse con algo de atención en el diseño.
  • Cubrir algunas de las faltas en su funcionalidad que llevan a algunos de nuestros usuarios mas avanzados a usar otras herramientas, tales como el Monitor de Recursos y el Explorador de Procesos.
  • Organizar y destacar la riqueza de información disponible para hacerla más elegante y clara para aquellos que quieran acceder a ciertos niveles de información.
¿Cómo las personas utilizan el Administrador de Tareas?
Para hacer el Administrador de Tareas bueno en lo que actualmente hace, queríamos primero que todo entender cómo los usuarios lo utilizaban. Por años, creció para soportar diferentes escenarios. Como en Windows 7, tu puedes utilizar el Administrador de Tareas para cerrar aplicaciones, para encontrar información detallada de los procesos, para iniciar o detener servicios, monitorear el adaptador de red, o incluso realizar tareas básicas de administración de sistema para los usuarios conectados. Esas son bastantes funcionalidades.
Gracias a las inversiones que hicimos en telemetría, hemos tenido algunos datos bastante buenos para empezar. Hemos combinado esto con entrevistas a los clientes individuales y observaciones en el laboratorio de investigaciones para entender lo que estaban haciendo con el Administrador de tareas y por qué lo estaban haciendo.


Figura 5: ¿Las pestañas utilizadas por los usuarios?

Los datos son muy interesantes. Lo que se muestra es que la gente pasa la mayor parte de su tiempo con las dos primeras pestañas, que giran en torno a puntos de vista de las aplicaciones y procesos. Aunque no es de extrañar, fue interesante ver que el uso estaba más o menos dividido a partes iguales entre la pestaña de Aplicaciones y en la pestaña de Procesos. Esto indicaba que debía de haber algún detalle significativo que no está en la pestaña Aplicaciones, lo que hace que la gente vaya a la pestaña de Procesos. Así, lo siguiente que vimos fue cómo la gente usaba la pestaña de Procesos para entender lo que estaban haciendo allí.


Figura 6: Muchos usuarios organizan la vista de procesos según el consumo de recursos.

Cuando nos fijamos en estos datos, y luego se correlaciona con las entrevistas y observaciones de los usuarios en nuestros laboratorios de investigación, se encontró que las personas estaban usando la pestaña de procesos, ya sea para buscar algo que no estaba en la lista de aplicaciones (por ejemplo, un proceso corriendo en segundo plano), o para ver qué procesos consumían la mayoría de los recursos.
Así que lo siguiente fue fijarnos en las acciones que toman las personas en el  Administrador de tareas.


Figura 7: El objetivo es a menudo "matar" una aplicación o proceso

Mirando estos datos y hablando con los clientes, se determinó que el uso más común de la herramienta era simplemente terminar o "matar" una aplicación o un proceso.

Objetivos del nuevo Administrador de tareas.
Sobre la base de todos los datos y nuestra investigación de antecedentes, se decidió concentrar la energía en tres objetivos clave:
  • Optimizar el Administrador de tareas para los escenarios más comunes. Centrando la atención en los escenarios que  apunten a: (1). Usar la pestaña de aplicaciones para encontrar y cerrar una aplicación específica , (2) ir a la pestaña de procesos,  organizarlos según el consumo de recursos, y matar a algunos de los procesos para reclamar estos recursos.
  • Utilizar un diseño de información mas moderno para alcanzar metas funcionales. Construir una herramienta que sea reflexiva y moderna, centrándose en el diseño de información y visualización de datos para ayudar a alcanzar objetivos  funcionales.
  • No eliminar funcionalidades. Si bien hay algunos escenarios principales, hay una lista muy larga de otros escenarios, de uso menos frecuente en el Administrador de tareas. Hemos establecido explícitamente la meta de no quitar funcionalidades, sino más bien a aumentar, mejorar y desarrollar.

Una cuestión clave que pretendíamos abordar era cómo podíamos añadir funcionalidades nuevas e interesantes, sin afectar a los usuarios. Para solucionar esto, hemos trabajado en torno a un botón  "Más / Menos detalles"  similar a la del nuevo  diálogo de copia.


Figura 8: Ver Menos detalles


 Figura 9: Ver más detalles.

Este modelo nos permitió optimizar la vista por defecto ("Menos Detalles") alrededor del escenario principal que es  encontrar una aplicación y cerrarla. Incluso nos permitió añadirle  muchos más detalles en las otras vistas, ya que sólo aparecen cuando alguien lo pide. En la vista de "más detalles"  decidimos quedarnos con el modelo existente de pestañas que tiene el Administrador de tareas y nos concentramos en mejorar el contenido de cada una de estas pestañas. Esto nos ayudaría a aumentar, mejorar y desarrollar lo que ya teníamos, sin quitar funcionalidades.

Escenario # 1: Terminando procesos de forma rápida y eficiente
Sabemos de muchas herramientas de terceros, (herramientas como Sysinternals Process Explorer)  que hay muchas cosas que podemos añadir al Administrador de tareas para los usuarios avanzados, pero sabíamos que teníamos que abordar en primer lugar los usuarios principales, ya que no queríamos crear algo que superara la mayoría de nuestros clientes. Nosotros, por supuesto, seguimos valorando las  herramientas de terceros, ya que permiten la especialización y la innovación única en torno a las tareas de este y muchos otros. Para la vista predeterminada, hemos diseñado una experiencia minimalista que cubre las necesidades de la más amplia base de clientes y el escenario más común. Al iniciar por primera vez el Administrador de tareas, en Windows 8, se ve una vista muy limpia de las aplicaciones en funcionamiento. Hicimos la vista por defecto excelente en una cosa: matar a las aplicaciones que se comportan mal. Y hemos eliminado todo lo que no concuerda con el escenario principal.


Figura 10: Vista predeterminada del Administrador de tareas en "Windows 8"

El valor de la vista por defecto está relacionado  con lo que se obtuvo. Eliminamos todo lo que no se relacione con el objetivo principal que es matar aplicaciones, lo que hace que el diseño sea específico y eficaz. En concreto:
  • Sacamos las pestañas  de esta vista, ya que distraen de la función principal.
  • Hemos eliminado la barra de menús de la vista por defecto.
  • Esta vista muestra sólo las aplicaciones, y elimina las ventanas individuales que no se puede matar de todos modos.
  • Eliminamos todo lo que desordenaba la experiencia, tales como estadísticas de uso de los recursos y los conceptos técnicos que la mayoría de los usuarios no entienden.
  • No hay mensaje dobles. Si hace clic en "Finalizar tarea" no preguntamos: "¿Está seguro?", rápidamente solo matamos  la aplicación, ¡Pero tenga cuidado, porque tampoco mostrará el mensaje para guardar los cambios!
Pueden comprobar cuanto mas limpio y objetivo es el nuevo Administrador de tareas comparado con el Administrador de tareas de Windows 7 con las mismas aplicaciones y ventanas abiertas:



Figura 11: Comparación de los administradores de Tareas de Windows 7 y Windows 8

Después de sacar todos los extras, lo que queda es una herramienta que es excelente en una cosa: matar las aplicaciones que se comporten mal. Y esto es perfecto para muchos usuarios que están experimentando el mal rato  de un "no responde"  que no va a desaparecer con el botón Cerrar de la aplicación.

Escenario # 2: Diagnosticando problemas de rendimiento
La mayoría de las cosas nuevas en el administrador de Tareas se muestra solo en la vista “Más Detalles”. Este es el campo de los usuarios avanzados, de modo que hay que tener en cuenta que los usuarios comunes no quieren entrar en este nivel de detalle, y todas sus necesidades deben ser satisfechas por  la vista  "Menos Detalles"  mostrada  anteriormente.

Esto es lo que veremos en la nueva vista:


Figura 12: La nueva pestaña de procesos y el mapa de calor

El mapa de calor
La diferencia más notable en la pestaña de procesos nuevos es el nuevo mapa de calor (heat map en el original), que representa los diferentes valores con color. Nuestros datos de telemetría determinaron que es muy común para los usuarios ir a la pestaña de procesos, organizar por utilización de  CPU y memoria, y luego buscar las aplicaciones que consumen más recursos de lo esperado. Lo bueno de un mapa de calor es que le permite controlar las anomalías a través de múltiples recursos (de red, disco, memoria y utilización de la CPU) todos al mismo tiempo, sin tener que ordenar los datos. También permite encontrar el punto caliente al instante sin necesidad de leer los números o entender conceptos o unidades específicas. En los estudios de usabilidad se utilizó un sistema de eye-tracking (seguimiento de vista) para poner a prueba lo que los usuarios miran cuando se presenta la información en varias  vistas diferentes. Esto nos ayudó a reducir nuestras opciones para un diseño eficiente que atrae los ojos del usuario a los problemas de los recursos más significativos. A continuación puede ver el movimiento de los ojos de un participante en uno de nuestros estudios de seguimiento de los ojos superpuestos en la parte superior de una captura de pantalla que estaba viendo. El punto rojo indica un lugar donde su mirada se detuvo, y las líneas muestran hacia donde se movía su ojo.


La red y los contadores de disco
Muchos usuarios  complementan el uso del administrador de tareas con otras herramientas como el monitor de recursos, simplemente porque en el pasado, el Administrador de tareas no mostraba la utilización de recursos de  red y de discos por procesos. Esto era insuficiente, si se considera que un disco giratorio o múltiples aplicaciones que compiten por el ancho de banda de la red son la causa principal de muchos problemas perceptibles de rendimiento de la PC. El nuevo Administrador de tareas muestra ahora estos recursos en el mismo nivel de detalle que la memoria y el CPU.


Iluminando el uso de los recursos
Una de las mayores causas de problemas de rendimiento en las PC es la contención de recursos. Cuando un determinado recurso se está utilizando a un ritmo por encima de lo normal, el título de la columna se iluminará para llamar su atención. Piense en esto como un indicador de advertencia, que le permite tener un buen lugar para empezar a buscar si usted está experimentando problemas de rendimiento. A continuación, puede ver que el encabezado de la columna CPU se ilumina para llamar su atención sobre el hecho de que usted puede tener múltiples aplicaciones que compiten por el tiempo de CPU.


Figura 13: Indicadores de uso de recursos

Agrupación de las aplicaciones, procesos en segundo plano, y procesos de Windows
Un gran desafío con el Administrador de tareas de hoy en día es que es difícil saber que procesos corresponden a una aplicación (aplicaciones que son generalmente seguras para matar), cuales son procesos de Windows  (matar a algunos de estos pueden provocar una pantalla azul), y cuales son procesos varios en el background que puede ser necesario explorar más a fondo. El nuevo Administrador de tareas muestra los procesos agrupados por tipo, por lo que es fácil mantenerlos separados sin dejar de ofrecer una vista no agrupada de la situación cuando lo necesites.


Figura 14: Agrupación por tipo de proceso

Nombres descriptivos para los procesos en segundo plano (los servicios, y todo lo demás)
Observando la imagen anterior, fíjese en la línea "Print driver host for applications" (controlador de impresión para aplicaciones). En el Administrador de tareas anterior este se presentaba  como "Splwow64.exe".

Pero si aún deseas ver el nombre del ejecutable, por supuesto, puedes agregarlo como una columna opcional.

Agrupando las ventanas de nivel superior por aplicaciones
Uno de los aspectos de más distracción del Administrador de tareas anterior  es que la pestaña de Aplicaciones era una lista plana que incluía todas las ventanas en primer plano y todos los procesos en el sistema. Mientras que la lista de ventanas en primer plano es una información interesante, a menudo es abrumadora a la vista y en ocasiones una sola ventana no se puede matar sin cerrar todas las demás ventanas de ese proceso. Para solucionar esto, el nuevo Administrador de tareas agrupa las ventanas de alto nivel en su proceso padre. Esto permite tener una visión mucho más clara para su  uso típico, ayuda a centrarnos  en los procesos que se pueden matar, el uso de recursos de los procesos, y le permite ver las ventanas que son propiedad de cada proceso para que usted sepa lo que va a ser cerrado si lo matan.



Figura 15: Agrupación de ventanas de alto nivel por el proceso

¿Qué es fussvc.exe?
¿Alguna vez has visto en la lista de procesos, algo como "fussvc.exe" y te has preguntado qué es? La adición de nombres descriptivos fue un buen primer paso para resolver este problema (fusssvc.exe es en realidad el servicio de la utilidad de cambio rápido de usuario); pero, por supuesto, para  descubrir realmente lo que es este proceso, es necesario buscar en la web. El nuevo Administrador de tareas integra un menú contextual de búsqueda en el clic derecho del mouse, así que usted puede ir directamente a su motor de búsqueda predeterminado (que se puede personalizar) para ver más detalles y la información relevante. Esto se puede hacer una gran diferencia al momento de decidir si un proceso en segundo plano está haciendo algo útil o no.


Figura 16: Buscar en la Web información sobre los procesos oscuros


Figura 17: Resultados de la búsqueda para "servicio de utilidad de cambio rápido de usuario fussvc.exe"


Detalles de los servicios del equipo  y nombres descriptivos.
Si abre el Administrador de tareas de Windows 7 en  la pestaña de Procesos y selecciona "Mostrar procesos de todos los usuarios," es probable que vea aproximadamente ocho instancias de "svchost.exe". Esta es una de las fuentes de información más comúnmente señaladas como "no muy informativas". Por supuesto, algunos de ustedes saben que esto es sólo un proceso de los servicios  del equipo y usted puede agregar la columna PID (Identificador de Procesos), ir a la pestaña servicios, y organizarlos por PID, ver qué servicios se relacionan con ese PID, y luego revertir la búsqueda para encontrar los nombres de cada uno uno de los servicios... pero eso es mucho trabajo (y no todo el mundo lo sabe!) Con el nuevo Administrador de tareas, se muestran todos los servicios agrupados por proceso con nombres descriptivos para cada uno de ellos, por lo que pueden ver al instante lo que está pasando cuando una instancia de svchost consume una gran cantidad de recursos:

Figura 18: Agrupación de los servicios del equipo y detalles

Como puedes ver, agregamos bastante al  nuevo Administrador de tareas (y sólo le mostramos la primera pestaña). El Administrador de tareas fue una oportunidad única para los investigadores y los diseñadores de la experiencia del usuario, trabajando junto a los directores de programas técnicos y los ingenieros para crear un diseño limpio, organizado y eficiente. Hemos hecho que sea más eficiente para los usuarios comunes, y más detallado para los usuarios avanzados.


Les dejamos con una demostración rápida donde pueden ver como luce en acción.